La lírica inauguró una nueva etapa en la Colección Fortabat

La Nación - Sección Cultura - Viernes 20 de abril de 2012 - Por Alicia de Arteaga

Con los acordes de Carmen, de Bizet, y la voz de la soprano María Laura Sangiorgio, comenzó una nueva era para la Colección Fortabat, en el Dique 3 de Puerto Madero.

Es probable, por no decir seguro, que Amalita hubiera aprobado la iniciativa impulsada por la Fundación Teatro Colón de organizar un concierto con el increíble telón de fondo de los paisajes de Carlos Alonso, los arlequines de Pettoruti y la maravillosa pinacoteca seleccionada por ella misma, que hoy cuelga de las paredes del edificio diseñado por el oriental Rafael Viñoly.

En los años de activa vida mundana, la empresaria fue la primera en llegar a las galas del gran abono del Teatro Colón y del Met neoyorquino, además de brindar su apoyo económico para la reconstrucción del espléndido teatro La Fenice, de Venecia, cuando sus oropeles quedaron sepultados por las llamas.

Doblemente grato resultó este debut de la gran sala de exposiciones convertida en auditorio lírico, porque los protagonistas fueron jóvenes cantantes, finalistas del concurso anual para alumnos del Instituto Superior del Teatro Colón. Un semillero universal que ha dado grandes voces y ha crecido gracias a la generosidad de Alejandro Cordero y Teresa Aguirre Lanari.

Melómanos reconocidos, como Gino Bogani, Gloria Cesar, Susana Reta, Magdalena Cordero, Ana Peralta Ramos y Rodolfo Ceretti, sentados en primera fila, celebraron las voces de Fermín Prieto, Pablo Basualdo, Laura Delogu y el "falsete" de Lucas Villalba, integrantes del selecto grupo de finalistas.

Se inicia una nueva era para la Colección fundada por la recordada coleccionista, mecenas y empresaria, quien dejó un fondo para sostener la institución más allá de cualquier temporal financiero. La nueva modalidad de abrir las salas para otras actividades será una manera de recaudar fondos y así achicar el déficit. Pero es, sin duda, una estrategia para integrar el museo a la trama cultural de la ciudad y especialmente a Puerto Madero, el último barrio porteño, que por el momento cuenta con más "amenities" que propuestas culturales.

Valió la pena el esfuerzo sólo para escuchar el increíble dúo de Don Pasquale, de Donizetti, interpretado por los histriónicos Enzo Romano y Sebastián Angulegui. Sedujo por su gracia y desparpajo la mezzosoprano Florencia Machado.

Sorpresas

Dos sorpresas tuvo la velada musical: la acústica, comentada especialmente por el maestro Marcelo Ayub, director musical, pianista y factótum del buen desempeño de los cantantes. Y la presencia, inesperada, de la premiada Verónica Cangemi, premio Konex 2009, solista de La Scala de Milán, surgida de las filas del semillero del Instituto del Teatro Colón, hoy radicada en París, donde administra una exigente agenda de compromisos en los principales teatros líricos del mundo.

En el nuevo escenario de la Colección Amalia Lacroze de Fortabat, la soprano cantó emocionada "La ci darem la mano", dúo de Zerlina y Don Giovanni, de la ópera de Mozart. Un lujo..

Ir a link Asociado






La lírica inauguró una nueva etapa en la Colección Fortabat


Fundación Teatro Colón | Montevideo 665, 10° Of. 1001 – C1019ABM – Buenos Aires – República Argentina
Tel.: (5411) 4878-5803/04/05/06 |    www.fundaciontcolon.org.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño de Sitios Web - NetOne